¿Qué pasó con Blockbuster?

(imagen vía)

Supongo que todos recordamos cuando éramos chicos e íbamos con la familia a arrendar una película al Blockbuster. Luego pudimos arrendar DVDs e incluso videojuegos. Luego notamos que menos y menos gente iba a esta tienda que solíamos ver llena las noches del fin de semana. Luego supimos que quebró. Pero, ¿qué pasó realmente? y ¿en qué está la tienda ahora?

Blockbuster abrió su primera tienda en el 85, y contaba con miles de ellas solo unos pocos años después. Ofrecer una variada selección de VHS (¿los recuerdan?) era una idea novedosa que creaba un panorama divertido para muchas familias y solteros deprimidos que decidían pasar una velada viendo una película.

Pero llegó la época digital y las cosas no pintaban bien para la cadena internacional. Las películas se fueron haciendo accesibles de forma cada vez más fácil a través de internet, siendo una descarga un equivalente a lo que ofrecía Blockbuster, pero gratis y permanente. La piratería se volvió mucho más extensa y las leyes en contra de ella no resultaban tan efectivas.

Otros servicios como Netflix, iTunes y la televisión On Demand fueron apareciendo y ofreciendo a los usuarios una oferta diferente desde la cual conseguir sus películas. Blockbuster dejó de ser necesario para el consumo personal de películas y su clientela fue disminuyendo. Existieron intentos de repuntar, en los que la compañía creó una tienda de suscripción online y múltiples ofertas y promociones, pero ninguna estrategia fue realmente efectiva y Blockbuster siguió perdiendo dinero.

Las pérdidas llegaron al extremo de que decisiones drásticas debieron ser tomadas. Muchas tiendas fueron vendidas y, tras meses de especulación sobre una probable quiebra, Blockbuster se declaró en bancarrota definitiva en septiembre del 2010. La tienda ya no tiene presencia en varios países, pero sigue existiendo en otros, aunque de forma cada vez menos activa.

Para muchos la noticia fue, aunque no desconcertante o sorprendente, triste. Nuestra generación se vio representada por esas salidas  familiares al Blockbuster, por pasearse por los pasillos sugiriendo y comentando títulos con los amigos, por querer comprar las palomitas que vendían en los mostradores pero nunca haciéndolo realmente, por sentir el apremio de tener que devolver una película a tiempo, etc. Aunque quizás no definió a nadie, el Blockbuster para muchos fue una fuente de buenos recuerdos, y un lugar que recordaremos con nostalgia.

Trasandino

Trasandino nació al otro lado de la cordillera, lo que no lo hace especial. Tiene trastorno obsesivo-compulsivo y déficit atencional autodiagnosticados y ve muchas películas cuando estos se lo permiten.

Publicaciones

Twitter

  • http://www.twitter.com/monpiff molly

    Que pena! Toda una tienda llena de recuerdos que se perderá en el tiempo… No debemos quitarle un poco de culpa al pirateo, que por muy beneficioso que sea para nosotros los consumidores lleva a gente como esta a la bancarrota… Ojalá los dueños y creadores del negocio que una vez fueron ricos encuentren la felicidad de alguna otra forma..

  • Patricio

    Creo que Blockbuster cometió muchos errores, por ejemplo nunca tuvo una inscripción de socios en linea, cosa impensada en estos tiempos. No había una buen catálogo y la página web era muy mala. Si uno hubiese podido hacer arriendos en línea o por teléfono hubiese sido una alternativa, así como tratar de difundir y promover el Bluray.