Juvenoide

Noche de viernes, frio, vacaciones ¿Por qué no ver una buena película de esas livianitas pero no tanto? Hoy les cuento sobre The Fundamentals of Caring, una producción de Netflix que llegó hace sólo un par de semanas al catálogo de la app.

The_Fundamentals_of_Caring

Basada en el libro homónimo de Jonathan Evison, The Fundamentals of Caring cuenta la historia de Ben (Paul Rudd), un escritor que se retira después de una terrible tragedia en su familia. Para combatir su cesantía, se inscribe en un curso para aprender a ser cuidador de personas con necesidades especiales. Así conoce a su primer cliente: Trevor (Craig Roberts), un adolescente con distrofia muscular, un poco amargado (relacionado con su diagnóstico) y muy bueno para hacer bromas.

1

El conflicto inicial se genera entre un inexperimentado cuidador, Trevor, que busca ponerlo en aprietos a como dé lugar, y la mamá, una señora que también exagera sobre la condición y los cuidados que su hijo necesita. Ante este escenario y casi como una locura, aparece la posibilidad de hacer un viaje a través de Estados Unidos para visitar un par de atracciones que Trevor ve siempre por televisión. En el camino, al parcito se le suma Dot (Selena Gomez), una niña que está viajando por el país mientras intenta escapar de sus problemas personales.

En el viaje, se estrecha la relación entre Ben y Trevor, pero además aparecen las “amenazas” de la distrofia muscular, e incluso un incipiente romance entre Trevor y Dot.

Fundamentals Of Caring

Cualquier otra cosa que diga puede ser medio spoiler, así que les dejo el tráiler para que se animen:

La película es un drama típico indie, pero tiene el ritmo rápido al que nos acostumbró Netflix, por lo que se hace algo muy agradable de ver. Las actuaciones también son buenas, especialmente la sorpresa que da Selena Gomez y lo real que se ve el personaje de Craig Roberts.

 Esta es una de esas películas que te llevan rápidamente de la sorpresa, a la pena, luego a la risa y así, de esas que te recuerdan que eres humano. Sin duda ¡recomendadísima!