La primavera es la temporada de las flores, la felicidad y el amor. La detesto. Pero como soy persona, debo admitir que a veces me siento conmovido por ciertas películas que parecieran representar todos esos sentimientos pequeños y dulces que asociamos a la primavera. A continuación una breve lista de películas que asocio a la primavera.

Youth in Revolt (2009)

Michael Cera es un joven tímido e impopular. No tiene mucho arrastre con las mujeres, y tiene la mala suerte de que le gusta la más linda/rica/especial/popular de todas… Así parten casi todas las películas que protagoniza Michael Cera (Superbad, Nick & Nora, Scott Pilgrim), y Youth in Revolt no es la excepción. La diferencia es que, en esta película, Nick Twisp (el personaje de Cera) no termina besando a la chica porque le demuestra que es un buen tipo, sino que hay un cambio muy notorio en él -de la mano de François, su alter ego francés y malvado- que ayuda a acercarse a su amada Sheeni (Portia Doubleday). Debe ser la mejor película protagonizada por Michael Cera que he visto porque de repente todo se va a la mierda y resulta muy entretenido de ver. Además, aparecen Ray Liotta, Zach Galifianakis, Justin Long y Steve Buscemi.

La Vida de Adele (2013)

Blue is the Warmest Color (La Vie d’Alèle) es una película francesa de casi tres horas de largo, que fue premiada con la Palma de Oro en Cannes 2013. No suena para nada llamativo, pero les aseguro que es una película muy linda y vale la pena verla. Trata sobre el amor entre la joven Adele y Emma, una llamativa mujer de pelo azul. Ambas comienzan un apasionado romance que las hará sufrir y crecer. Muchos critican que la película tenga una gran cantidad de minutos de material que bordea lo pornográfico -pero es “arte”-, y es verdad: hay una escena de sexo de más de 7 minutos de largo. Pero la relevancia de la película está en su honestidad y crudeza para retratar un amor tan apasionado. Las actuaciones de Adele Exarchopoulos y Lea Seydoux están muy bien logradas.

(500) Days of Summer (2009)

A estas alturas, esta película es un cliché de las películas románticas tipo comedia-romántica-pero-en-verdad-no-tanto. Protagonizada por Joseph Gordon-Levitt y Zooey Deschanel, este film cuenta la historia de Tom (Gordon-Levitt) y su relación de amor y desamor con Summer (Deschanel). Se presenta como una película que supuestamente es distinta a todas las demás comedias románticas, y en algún sentido lo es. Sin embargo, creo que la mayor virtud de esta película está en lo honestos que llegan a ser algunos momentos. Siempre me acuerdo de la escena en que te muestran al mismo tiempo la “expectativa” y la “realidad” de lo que pasó. Es brutal -un golpe en la guata- y es muy real la forma en la que habla sobre la falta de certezas en la vida, por lo menos para mí.

Así que ya saben: cuando se sientan suaves y quieran celebrar la primavera, quédense en cama viendo alguna de estas películas y no salgan a disfrutar del sol y la naturaleza.